lunes, 11 de julio de 2016

Cañizal recibe a doña Urraca I - Puntualizaciones al Ayuntamiento

Por Alicia Valmaseda Merino, Coordinadora y portavoz de ComunidadLeonesa.ES (Coordinadora de Organizaciones, Asociaciones y Colectivos)

Correo dirigido al Ayuntamiento de Cañizal en Zamora (aytocanizal@yahoo.es)

Buenas noches:

Hemos seguido con atención la celebración organizada con motivo de la celebración del 900 aniversario de la cesión de esa villa de Cañizal a la Orden de San Juan “Los Hospitalarios” por parte de la Reina Urraca I de León, efeméride por la que les felicitamos cordialmente.

Sin embargo hemos observado ciertas anomalías, algunas de ellas de grueso calado, que no nos resistimos a comentarles, en el bien entendido de que la conmemoración de estos hitos de nuestra historia, para que no se convierta en un carnaval, debe ajustarse lo más posible a la realidad de los hechos y que si decidieran seguir celebrando en próximos años este hito de la historia de Cañizal, pudiera representar una interesante cita veraniega de cara al turismo y a la promoción del pueblo y su entorno.

Leemos en la prensa zamorana que llaman a la reina Urraca I de León, reina de “León y Castilla”. Desconocemos si dicha denominación ha sido facilitada por el Ayuntamiento o ha sido decisión de los medios de comunicación pero aunque es evidente que la reina Urraca reinaba sobre Castilla, nos causa cierta estupefacción la citada denominación ya que también reinaba sobre otros muchos territorios, como el Condado Portucalense o incluso otros, de mucha mayor importancia que Castilla, como el reino de Toledo. De hecho, el rey Alfonso VI de León, padre de la reina Urraca I, firmaba su documentación como rey de León y de Galicia hasta 1085, fecha en que conquistó Toledo y empezó a firmar como rey de León y de Toledo , firmando asimismo documentación como “Imperator Totius Hispaniae”, sin utilizar nunca el título de rey de Castilla, de efímera memoria ya que solo había sido reino independiente entre enero de 1066 y octubre de 1072.

La reina Urraca I de León, primera reina titular por derecho propio en toda Europa, firmaba su documentación bien como Reina de León, bien como "Imperatrix totus Hispaniae" por lo que, si pudiera ver que la llaman Reina de León "y Castilla" se quedaría perpleja. Mucho nos tememos que desde la perspectiva moderna es complicado entender que la majestad de nuestros reyes medievales les hubiera impedido utilizar un título que, por su falta de historia y su desconocimiento, en lugar de aumentar su prestigio, lo hubiera reducido.

Por otra parte, en las fotos del evento se aprecia la presencia tras la Reina de un emblema cuartelado que también se halla totalmente fuera de contexto por las siguientes razones:

  • Como queda dicho, los reyes se identificaban a sí mismos, exclusivamente, como reyes de León y no dudamos de que conocían perfectamente cuáles eran sus nombres y títulos y, por tanto, sabían muy bien lo que hacían.

  • Si bien el león, símbolo heráldico más antiguo de Europa, está documentado desde 1126, en el inicio mismo del reinado de Alfonso VII de León, El Emperador, hijo de la Reina Urraca, por lo que podría suponerse que hubiera podido emplearse 10 años antes, por lo que no resulta tan desfasado que apareciera en el cortejo, no sucede lo mismo con el castillo, símbolo que sólo aparece en Castilla durante el reinado del tercero de sus reyes privativos, Alfonso, primero de su nombre en el trono castellano (aunque conocido como VIII) en el año 1176, es decir, 60 años después de la fecha representada.

  • Los escudos cuartelados de León y de Castilla no aparecen hasta 1230, en tiempo de Fernando El Santo, III de León y I de Castilla y no se corresponden con la moderna enseña presente en el desfile, correspondiente a la actual comunidad de Castilla y León, por lo que su existencia se remonta a apenas 33 años, con lo cual el desfase del citado banderín es de casi nueve siglos.

En cuanto al traje de la reina, según se aprecia en las fotografías, es más propio de los siglos XV/XVI que del año 1116, siendo además totalmente impensable que la monarca del Reino mas importante de la Hispania Medieval, saliese destocada, con el pelo a la vista, en los inicios del siglo XII.

Por último, llamar su atención sobre una pequeña confusión que existe en su página web. En el segundo párrafo del capítulo “El pueblo y su historia”, indican textualmente “gracias a las donaciones de Urraca de Zamora hija y heredera del rey Alfonso VI de León y Castilla realizadas el 3 de julio de 1116”.

Urraca Fernández, Señora de Zamora, infanta leonesa, era hija primogénita de los reyes de León, Sancha y Fernando I y hermana de Alfonso VI, había fallecido en el año 1101 y no debe ser confundida con su sobrina, la Reina Urraca I de León que fue quien realizó las donaciones a la Orden de los Hospitalarios.

Agradeciendo de antemano su atención y en la confianza de que rectificarán estos errores, reciban saludos cordiales

2 comentarios:

  1. Y qué han contestado? O no han dicho nada? O se han reafirmado en sus errores?

    ResponderEliminar